LA IMPORTANCIA DE UNA DEFENSA EFECTIVA CONTRA PROCEDIMIENTOS SANCIONADORES DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS.

35901407_2114473695498893_1260497997146357760_n

Es común que los servidores públicos, estén expuesto a mayores situaciones que los pueden llevar a enfrentar un procedimiento de naturaleza administrativa o penal, esto no es raro ni poco común, máxime cuando estamos en un mundo lleno de avances de la tecnología que incluso una fotografía o un video fuera de contexto o parcial pueden derivar en situaciones nada favorables para estos funcionarios.

15977258_1837899616489637_1811897550969482643_n

En el caso de los policías, ministerios públicos y peritos de todos los niveles de gobierno hay que sumar además el sometimiento a evaluaciones de control y confianza, mismas que no siempre son calificadas de manera científica sino, que prácticamente están sometidos a una circunstancia emocional de los aplicadores, quienes han demostrado muchas veces el realizar interpretaciones que generan una situación jurídica adversa en perjuicio del servidor publico evaluado y si este corre con suerte nunca le será informado el resultado si este es positivo, pero si el resultado es de que no aprobó sus evaluaciones de manera arbitraria se le iniciara un procedimiento administrativo de separación, al que el servidor publico llega en clara desventaja pues nunca se le hace saber la razón o motivo del porque se obtuvo dicho resultado empezando así una batalla legal para poder salvar el empleo.

 

police army commando special task force
Photo by Somchai Kongkamsri on Pexels.com

En nuestra experiencia, teniendo una defensa oportuna y adecuada, se puede obtener en la mayoría de los casos un resultado favorable, que terminara por dejar sin efectos el inicio del procedimiento administrativo de separación y el servidor publico continuara de manera normal con su trabajo.

 

Sin embargo, menudo problema tienen algunas autoridades administrativas, que aun y cuando no les esta permitido emitir alguna resolución en contra del servidor publico lo hacen y ahí empieza otro problema aun de mayores dimensiones, pues seria fácil pensar que si existe una suspensión de amparo la violación de esta habrá de ser reparada por los tribunales sin embargo, lo pero es que en algunos de los casos estos convalidan tal violación, generando un verdadero daño al servidor publico, pues deja a este sin su empleo.

 

close up of coins on table
Photo by Karol D on Pexels.com

Aun así no todo esta perdido, pues cuando un servidor publico es separado, por supuestamente no acreditar sus evaluaciones de control y confianza, es posible ganar después de haber obtenido tan fatal resultado y que este obtenga el pago de todos sus salarios y demás prestaciones que se habrán de generar en lo que dura la tramitación del asunto en los tribunales, sin embargo no existe constitucionalmente la posibilidad de que este sea reinstalado en su empleo, ello en razón de que es la propia Constitución la que no lo permite en su Articulo 123, Apartado B, Fracción XIII, Párrafo Segundo, algo muy injusto para estos servidores públicos.

¿POR QUÉ ME DESCUENTAN PENSIÓN ALIMENTICIA, SI NUNCA SE ME HA NOTIFICADO POR EL JUEZ DE LO FAMILIAR?

toddler wearing t shirt and pants
Photo by Hasan Albari on Pexels.com

     Es relativamente común que las personas lleguen al despacho a solicitar una asesoría, esencialmente porque se han dado cuenta que su salario ha tenido un descuento por pensión alimenticia y de inmediato empiezan las interrogantes, ¿Cómo es esto posible si nadie me aviso?, ¿Por qué me descuentan una cantidad sin haberme preguntado si estoy de acuerdo?

                        En principio la respuesta a las anteriores interrogantes es que lo ocurrido es totalmente legal, pues en los juicios de pensión alimenticia, no es necesario que se emplace (notifique) al demandado para que se ordene realizar el descuento esto ocurre dado que existe la presunción de la necesidad de recibir los alimentos y ello hace que sea urgente que estos sean garantizados para la subsistencia de los acreedores alimentarios.

                        Al primer descuento que se realiza se denomina Pensión Provisional, esta es determinada por el juez de lo familiar, tomando en consideración las manifestaciones que se hayan realizado en el escrito inicial de demanda, ese descuento es un acto denominado “Medida provisional” es decir, puede parecernos injusto o elevado el monto que se descuenta pero es justamente durante el juicio cuando se habrá de allegar el juez de elementos mas solidos para determinar una pensión definitiva, con esto quiero decirles que en un juicio de alimentos realmente no existe una parte ganadora ni perdedora, pues al existir la obligación de los alimentos estos van a otorgarse y si existe una adecuada defensa al final la pensión será lo mas justo para ambas partes.

                        Cuando hemos recibido de manera sorpresiva el descuento, lo ideal es notificarse de la demanda e iniciar con el proceso judicial, sin olvidar que la carga de la prueba es del demandado, es decir en este procedimiento en particular es el demandado el que debe demostrar que siempre ha cumplido con su obligación de otorgar los alimentos, mientras que la parte actora solo debe demostrar la necesidad de recibirlos, lo que se convierte en un verdadero problema cuando la persona ha cumplido a cabalidad con dar los alimentos pero desafortunadamente no cuenta con comprobantes o testigos de ello claro que ya planteando una estrategia es algo que puede solventarse.

                        Lo que no es recomendable por ninguna razón, es el dejar así el descuento sin continuar con el proceso ya que para el acreedor alimentario resulta muy fácil no hacer que el asunto avance pues este seguirá recibiendo de manera regular la cantidad descontada al deudor alimentario y después los problemas son mayores pues al paso de los años, los hijos han crecido y estos ya trabajan o incluso tienen familia pero el descuento sigue y no parara hasta en tanto no se de tramite al juicio de alimentos y este pueda concluir, ya no con la determinación de dar una pensión sino con absolver al demandado de dar alimentos, así mismo existen casos en donde si hubo una sentencia definitiva y lo que hay que hacer es justamente cancelar esa pensión alimenticia.

                        En conclusión, ya sea porque nos ha llegado un descuento o hemos sido notificados de una demanda de pensión alimenticia, lo mejor es atender el asunto con una estrategia que haga que dicha pensión en caso de que sea procedente esta sea justa y acorde entre lo que se gana y lo que habrán de recibir los acreedores alimentarios.