La Pensión Alimenticia en México

La pensión alimenticia, es el derecho que tienen por ley los hijos, en caso de separación o divorcio de los padres, de recibir recursos económicos necesarios para cubrir sus necesidades, tales como:

Alimentos

Ropa

Calzado

Atención Médica

Esparcimiento

Educación

baby children cute dress
Photo by Pixabay on Pexels.com

Lo común es que este derecho se mantiene hacia los hijos hasta cumplir la mayoría de edad sin embargo, en caso de estar cursando educación universitaria se puede prolongar el acceso de este derecho.

                        Las personas que pueden pedir Pensión Alimenticia son:

 El que ejerce la patria potestad.

El que tenga bajo su guarda al que necesita alimentos.

El Tutor.

Los hermanos y demás parientes colaterales hasta el cuarto grado.

El que tenga bajo su cuidado al que necesita alimentos.

El ministerio Público.

Las personas que no tienen derecho a pedir Pensión Alimenticia son:

Aquellas mujeres que tengan un hijo con un hombre sin mantener una relación de pareja estable no tienen derecho a una pensión alimenticia.

¿Cómo inicia un procedimiento judicial de demanda de pensión alimenticia?

Lo recomendable siempre es contactar un profesional del Derecho que se haga cargo de brindarnos una asesoría integral y adecuada, ademas de la seguridad de que nuestro proceso mantenga un avance constante ya que regularmente este tipo de procedimientos se hacen difíciles y complicados debido al ineficiente servicio que se presta en los Tribunales.

La demanda se presenta ante la Oficialía de Partes común de los Juzgados Familiares del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX, ahí se turna a un juzgado de lo familiar que es el que habrá de dar tramite a dicha demanda.

Si quien o quienes requieren los alimentos son menores de edad, siempre deberá presentarse la demanda por un representante, quien siempre será uno de los padres y solo para el caso que sea mayor de edad podrá hacerlo por si mismo.

¿Qué documentos necesito acompañar a mi demanda de alimentos?

 

Los documentos mínimos que deben acompañarse a la demanda son:

Actas de nacimiento de los hijos.

Acta de matrimonio en caso de que la cónyuge no tenga trabajo o se haya dedicado al hogar durante el matrimonio.

Las necesidades del acreedor o acreedores alimentarios: lo recomendable es hacerlo mediante una lista con sus gastos de alimentación, educación, recreación, vivienda, salud, vestuario, transporte, luz, agua, gas, teléfono y todo aquello en lo que se gaste.

Es importante pero no obligatorio, presentar algún documento que acredite la capacidad económica y patrimonial del demandado: mediante recibos de salario, declaración de impuesto, recibos de honorarios, de no contar con ello es suficiente tener los datos de la fuente laboral de a quien se le demandaran los alimentos.

person holding coins
Photo by rawpixel.com on Pexels.com

¿Cuánto deben proporcionarme de alimentos y como se accede a ese dinero?

El monto de una pensión alimenticia se calcula básicamente de dos formas por el juez de lo familiar y depende de cada caso.

Cuando no hay como corroborar ingresos fijos del padre se hace a través de una cantidad determinada, la cual no será menor a un salario mínimo diario, lo que habrá de pagar el deudor alimentario.

Cuando hay un ingreso o sueldo fijo lo que se establece es un porcentaje que se le descuenta vía nómina.

En promedio cuando es descuento por vía nomina se establece un 15 por ciento del sueldo que se retiene por cada hijo. Si son dos hijos es un 30 por ciento, esto es una practica común, aunque no es definitorio pues es el juez de lo familiar quien fija dicho monto el cual obtiene del estudio y análisis que debe realizar de la demanda y de los documentos que a esta se acompañen, esto sirve para establecer algo que se denomina Pensión Alimenticia Provisional la cual es fijada sin necesidad de escuchar al deudor alimentario, debido a que los alimentos son de orden público y se presume la necesidad y urgencia de quien debe recibirlos.

Posterior a esto es importante continuar con la tramitación del juicio, para que así exista una sentencia que en definitiva determine el monto que se habrá de recibir por alimentos, aunado a tener la certeza de que el deudor alimentario deberá cumplir con dicha obligación, siempre recomendaremos que lo mejor es contratar un despacho que cuente con todas las herramientas y recursos que pueda respaldarnos en una situación legal ya que esto garantiza un mayor éxito en lo que se pretenda obtener.

¿Cuáles son los Costos y Consecuencias de una Mala Defensa en Materia Penal?

Es común pensar en los abogados dedicados a la materia penal, como aquellos que son astutos, llenos de contactos, intrépidos e incluso envueltos por algo misterioso en su entorno, pues ello es solo una especie de estereotipo que se ha formado a lo largo del tiempo y que regularmente es aprovechado por muchos malos profesionistas del Derecho para abusar de manera indiscriminada e indecente de sus clientes y familias.

Preguntas como, ¿cuánto vale tu libertad o la de tu familiar?, ¿en verdad cometió el delito?, seguido de un “Debe decirme porque soy su abogado y si no me dice la verdad no tendré cómo defenderlo”, afirmaciones como, “Necesitamos dar x cantidad de dinero para arreglarlo”, “Claro que voy a atender la situación pero primero mande para mis gastos”, “Está fácil el asunto, va a salir libre, ya lo vera yo tengo mucha experiencia”, etc.

El caso es que hoy en día en México, con la entrada en función del Nuevo Sistema de Justicia Penal (Juicios Orales), en más importante tener una defensa oportuna y sobre todo desde el primer momento esto ya que si bien en mi opinión este nuevo sistema ofrece mayores y mejores herramientas de defensa, también lo es que el no hacer uso de ello desde los primeros momentos puede acarrear consecuencias desastrosas, que llegar a derivar en que una persona pueda perder la posibilidad de tener una sentencia absolutoria.

Decidí escribir este texto, porque el día de hoy enfrente como muchas otras veces una situación muy triste por decir lo menos, y es que como decirle a un posible cliente que ha dado un asunto para hacer un estudio y darle continuidad, después de haber gastado todos sus ahorros y estar sumamente endeudada por que todo se ha ido en pagar los honorarios, gastos y sobornos que el abogado de su esposo le ha solicitado, con la promesa de que con ello este recuperara su libertad, por que a su parecer, no existen pruebas para condenarlo, sin embargo ya ha sido condenado en una primera instancia a 30 años de prisión, sentencia confirmada en una apelación la cual solo ratifico lo que se había dicho en la primera instancia.

Así las cosas, se me contacto para dar una opinión del asunto y establecer si existe alguna posibilidad de que la persona pueda recuperar su libertad, quien a dicho de su familia es una persona inocente, ademas de haber escuchado la historia que habían pasado como familia que los había llevado a gastar mas de medio millón de pesos entre honorarios y los famosos gastos, al haber puesto sus esperanzas en un abogado que aseguro que la persona recuperaría su libertad, todo esto iba acompañado de que si en algún momento no se le daba el dinero que solicitaba este simplemente no acudía a las audiencias, ademas de que durante todo el procedimiento solo visito en el lugar donde esta recluido su cliente una sola ves y después solo lo veía al momento de tener audiencia, donde el hacia poco por hablar con el,  así paso todo el proceso y era la misma familia la que sugería y acercaba medios que consideraban pruebas que eran importantes para la defensa de la persona privada de la libertad, sin embargo el abogado les decía regularmente “Déjenme trabajar, ustedes no son abogados yo se lo que hago” y en realidad tiene razón en decir que los miembros de esa familia no son abogados, pero seamos sensatos tampoco son Pendejos, para suponer que tal ves las cosas no van del todo bien, aquí uno puede pensar porque simplemente no prescindir de los servicios de dicha persona y tratar de retomar el rumbo, pues bien suena fácil pero en este punto muchas personas ya no tienen absolutamente ninguna capacidad o posibilidad económica de elegir por alguna otra opción, por lo que simplemente siguen con lo que contrataron porque ya pagaron.

silhouette of a man in window
Photo by Donald Tong on Pexels.com

Al llegar al punto donde se dan cuenta los familiares y el propio interno, que lo único que tenían era una falsa apreciación de la realidad, con falsas esperanzas y situaciones que pudieron ser reales pero que no lo son porque al estudiar el asunto que eran algunos tomos y casi 40 videos de audiencias orales, llego a la conclusión que la sentencia se dicto de manera correcta, que el juez con lo que tuvo a la vista para resolver lo hizo de manera adecuada, pero ¿donde esta el error?, ¿que salió mal?, ¿porque no fue absuelto?, pues bien la respuesta es que sistemicamente la defensa nunca realizo ningún acto verdaderamente tendiente a desvirtuar la imputación que había o a demeritar y restarle valor probatorio a las pruebas ofrecidas por el Ministerio Publico, peor aun la defensa no hizo NADA, simplemente contemplo de manera pasiva e indulgente como se confecciono una serie de pruebas en perjuicio de la persona privada de la libertad y las acepto, las consecuencias de esto son terribles, pues en este nuevo sistema lo que no se dice en audiencia y conste en audio y video simplemente, no existe.

Llegué puntual a la cita con la esposa y otros familiares de quien había sido a su parecer injustamente condenado y debo reconocer que al mío también pues de lo que ellos como familia tenían para aportar y al abogado simplemente, LE VALIÓ MADRE aportarlo como prueba, la escena era conmovedora porque las seis personas reunidas alrededor de la mesa era evidente que tenían en sus expresiones una esperanza de que mis noticias fueran buenas, después de haberme agradecido que me haya acercado a un punto mas medio para que no tuvieran que acudir hasta la oficina, simplemente lo hice de la manera que doy estas noticias desde hace ya algunos años, les hice saber que había leído el expediente y visto los videos, les platique los detalles del asunto y les dije, “Lamentablemente si bien aun queda un recurso que interponer en contra de esta sentencia de apelación, lo cierto es que no encuentro una posibilidad real de que el pueda recuperar su libertad”, la expresión de las personas que evidentemente sienten amor para su familia solamente pudo compararla como si estuviese dando una noticia de que este ha muerto, sus esperanzas se han ido a la basura, se culpan a ellos mismos por no haber cambiado al abogado en alguna etapa anterior, pasan de la sorpresa a la frustración, al enojo, a la tristeza e incluso llegan a la resignación después de haber recibido una dosis de realidad, seguidamente se me cuestiona ¿que debemos hacer?, ¿de verdad no se puede hacer nada?, ¿cuanto cuesta que salga?, la respuesta sigue siendo parecida, no es cuestión de dinero, no hay posibilidades y sobretodo deben valorar si vale la pena gastar mas dinero en esto aun y cuando saben que la posibilidad es prácticamente nula.

Llegaba el momento de partir, solamente me decían lo agradecidos que estaban por no haberles dado una esperanza falsa y sobretodo no hacerles gastar mas dinero que evidentemente no tenían pues de ser necesario echarían mano de vender su casa.

Lo lamentable es que estas situaciones son cada día mas frecuentes, exceso de abogados sin una preparación que les exija tener estándares mínimos ya no de educación, de honestidad y decencia y es que solo por dar una razón, muchos abogados de todas las generaciones piensan que el hecho de haber tenido un estudio y obtener una cédula de manera sencilla, los hace estar capacitados para afrontar cualquier asunto, pero este será tema de otra publicación.

brown wooden gavel close up photography
Photo by rawpixel.com on Pexels.com

 

¿Cuánto cuesta a las personas la administración de justicia en México?

A menudo, cuando tenemos la necesidad de consultar o contratar un abogado en lo primero que pensamos es, ¿cuánto me va a costar?, ¿ es un precio justo el que me han dado?.

Es importante establecer que la administración de justicia en México es gratuita, es decir, los tribunales ante los que se ventila cualquier litigio no realiza un cobro al usuario por el servicio que se presta, por lo que no es de ninguna manera aceptable que algún abogado realice cobros a su cliente por este concepto, está situación lleva al cliente al gran temor del concepto denominado gastos, está práctica es aceptable siempre y cuando se haya acordado con el cliente pero siempre deben ser costos ajustados a la realidad y sobretodo que el dinero se gaste en lo planeado, en nuestro caso ese concepto de gastos no existe, pues el pago que nuestros clientes realizan ya incluyen esos conceptos, lo que nos permite generar certeza a las personas de cuánto van realmente a gastar.

money pink coins pig
Photo by Skitterphoto on Pexels.com

Es muy complicado saber si el precio que un profesional del derecho ha dado a su cliente, pues hay varios factores que son importantes de considerar, tales como la experiencia y prestigio, la honestidad con la que el abogado nos establezca un panorama real de cual o cuales son las opciones que tenemos de obtener buenos o malos resultados en la situación concreta, la recomendación de un amigo o familiar es un buen parámetro pero si no contamos con herramientas de este tipo lo más importante es que el profesionista con quien nos entrevistemos nos diga cuál es la posibilidad real de ganar o perder, cuál es la ruta o estrategia a seguir y porque, siempre se debe dudar de alguien que garantiza un resultado efectivo pues el abogado no es el Juez que habrá de resolver el asunto.